Grupo "Merino de Península Valdés

Quiénes somos.


LOS INICIOS – Desde el arribo de los primeros pastores desde la llanura pampeana a finales del siglo XIX, el uso de la tierra en la Península Valdés se ha basado principalmente en la cría de ganado ovino . Los establecimientos ganaderos comprenden extensiones de tierra de varios miles de hectáreas, que están subdivididas en unidades más pequeñas llamadas “cuadros” donde las ovejas pastan sobre la vegetación nativa. El agua para los ovinos se obtiene a partir de perforaciones de decenas y a veces cientos de metros, desde donde se bombea mediante molinos de viento y se distribuye a bebederos.

La lana se cosecha anualmente durante la temporada de esquila, en primavera, y tradicionalmente se vende en bruto a las barracas y plantas procesadoras. Familias enteras han sido sostenidas económicamente con la producción de lana por más de 80 años. Los procesos de degradación de la vegetación y el suelo por el sobrepastoreo, y la intestabilidad del mercado global de la lana, han resultado en la retracción de los stocks ovinos, provocando que muchos establecimientos no alcancen a constituir una unidad económica viable.

En junio de 2014, un grupo de propietarios se reunió con científicos y conservacionistas del CONICET, la Wildlife Conservation Society (WCS) y la Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA), con el objetivo de desarrollar una estrategia ganadera sostenible para la zona. Juntos, creemos que la cría de ovejas puede coexistir con poblaciones saludables de fauna silvestre en Península Valdés, promoviendo el uso sostenible de la diversidad, mejorando el hábitat para la vida silvestre y, al hacerlo, los medios de subsistencia humanos.

El grupo, denominado «Merino de Península Valdés» (MPV), está formado por propietarios, algunos descendientes de las familias que llegaron a fines del siglo XIX, que creen en la convivencia de sus actividades productivas tradicionales con poblaciones saludables de herbívoros y depredadores nativos. Durante décadas, administraron sus propiedades de manera responsable, manteniendo cargas de ganado bajas. Como resultado, han persistido especies silvestres en números significativos en sus propiedades, como por ejemplo guanacos, choiques, maras y la presencia de pumas, gato montés y de pajonal entre otros. Ahora, a través de una colaboración única, se comprometieron a encontrar formas alternativas de resolver conflictos potenciales para evitar la caza furtiva o el envenenamiento, ambas actividades generalizadas asociadas con la cría de ovejas en la Patagonia. Hoy los establecimientos del grupo MPV totalizan 33.000 hectáreas de tierra bajo un esquema de manejo amigable con la vida silvestre, y producen alrededor de 50 toneladas de lana Merino fina. Como las propiedades comprenden más de 70 km de costa, el grupo protege algunas de las colonias de lobos y elefantes marinos más importantes de la zona, así como aves marinas y migratorias y la presencia de cientos de ballenas francas australes de mayo a diciembre de cada año.
Los propietarios del grupo Merino de Península Valdés están comprometidos con un manejo de sus tierras que permita que poblaciones saludables de guanacos, choques y maras coexistan con sus ovejas, y con la utilización de métodos no letales para controlar la depredación por parte de pumas, zorros, y los gatos montés y de pajonal. Fue de este modo que los propietarios obtuvieron la certificación Wildlife FriendlyTM en 2016. (http://wildlifefriendly.org/fiberswithaconsciencepv/).


Este sitio web fue desarrollado con el apoyo de Wildlife Conservation Society - www.wcs.org
Donde Estamos
Península Valdés – Chubut
patagonia - argentina
E-Mail de contacto
con grupo merino

info@merinopeninsulavaldes.com


© 2018 . "Merino de Península Valdés" Todos los derechos reservados. Marketing y Desarrollo Web: Vertegrande® - Fotografias: Dario Podesta© Wildlife Photography